author ¡Contacta! 683 385 230

¿Qué debo saber para entender la calificación energética de mi hogar?

¿Qué debo saber para entender la calificación energética de mi hogar?

Los certificados energéticos están establecidos en España desde 2013. ¿Qué debo tener en cuenta para entender su significado?

La escala de calificación energética es una sencilla medición del consumo de energía que realiza nuestro hogar. Esta escala define distintos valores representados con una letra como calificación. La escala mide la demanda de energía del edificio, así como las emisiones de dióxido de carbono que emite en condiciones de funcionamiento normales.

La letra de calificación que marcará la eficiencia de nuestro hogar se calcula mediante una operación matemática. Los valores resultantes de este cálculo definirán su valoración en la escala. Es obligatorio que los inmuebles que estén sujetos para venta o alquiler cuenten con una etiqueta energética a través de un estudio y tiene una validez de 10 años.

La escala está representada con las letras a, b, c, d, e, f y g. Siendo la primera letra del abecedario la que marca el punto más óptimo de consumo energético. Según avance el abecé, nuestro hogar se encontrará en un punto de consumo energético más alto. La media de los hogares españoles se situaría en la mitad de la escala, es decir, las letras d y e.

Un hogar con certificado c o superior tendrá un menor consumo energético y ese beneficio se verá representado en la factura de cada mes. Sin embargo, según se consiga una peor calificación notaremos una subida económica en los gastos de consumo. En la medición se tienen en cuenta la producción de agua caliente, los sistemas de refrigerado y calefacción; el gasto en iluminación y las capacidades de ventilación de las habitaciones.

¿Cómo conozco el certificado energético de mi vivienda?

La certificación tiene en consideración múltiples elementos para obtener una nota u otra. Influirá en la valoración la localidad en la que se encuentra la casa por el clima de la zona, así como lo antigua que sea la construcción.

Un técnico autorizado puede certificar cualquier hogar siguiendo varias directrices como una valoración de la fachada de la vivienda, la medición los espacios y grosores de la misma; las instalaciones eléctricas y las sombras que puedan incidir en ella. Se debe contactar con un certificador para que realice un trabajo de toma de datos y luego realice el estudio de campo con una inspección.

El paso final, una vez el técnico haya completado su estudio y valorado matemáticamente el domicilio; es registrarlo en la Comunidad Autónoma que corresponda. Una vez registrado recibiremos la etiqueta energética con distintos datos de interés como la calificación en letra, la emisión de dióxido de carbono o diversas indicaciones y recomendaciones para mejorar la situación energética de la estancia.

img

Redacción TUPISOenGranada

Publicaciones relacionadas:

5 consejos para mejorar tu vivienda

Todos queremos vivir en una casa adornada a nuestra manera, pero es muy difícil realizar cambios drásticos cuando no es de nuestra propiedad. Te ofrecemos 5 consejos sencillos para darle un poco de color a tu hogar

Continuar leyendo
Por Redacción TUPISOenGranada

La actividad inmobiliaria fomenta la creación de empresas

El sector inmobiliario fue el segundo en el que más sociedades se crearon en mayo, concretamente supuso el 15,5% de las sociedades creadas.

Continuar leyendo
Por Redacción TUPISOenGranada

¿Cómo revalorizar una vivienda a la venta?

El 'Informe sobre Esfuerzo Económico de los Hogares' del Banco de España destaca que los españoles necesitan una media de 7,1 años de renta bruta para poder hacer frente al pago de la hipoteca de su vivienda.

Continuar leyendo
Por Redacción TUPISOenGranada

Unirse a la discusión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.